Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Enriqueta Hueso y Kenryo Hara

Enriqueta Hueso y Kenryo Hara en Nueva York

pin Salomon Arts Gallery (83 Leonard St, New York, NY 10013)

alarm-clock Miércoles 18 de Marzo, 7:00 pm

dollar RSVP: info@salomonarts.com

NUEVA YORK: La meticulosa y sagrada escritura del artista japonés Kenryo Hara y la espumeante vitalidad de Enriqueta Hueso parecieran incompatibles. Sin embargo estos dos artistas, tan disímiles, han logrado una fusión que llega a tocar nuestras fibras más íntimas y sensibles.

– Llegaron a mi galería en Valencia unas obras de Kenryo Hara y el papel que las envolvía estaba todo roto y arrugado. Fue algo que disparó mi imaginación. Amo el collage y los colores así que me dejé llevar por el entusiasmo de la innovación y fui interviniendo las obras austeras y místicas del artista japonés. – Nos dijo Enriqueta Hueso en entrevista cuando, en veste de curadora, presentaba en la galería Salomon Arts de Nueva York, una exposición de algunos artistas de su galería O+O cuya sede está en Valencia – Sé que fue una osadía pero a Kenryo le encantó el resultado y así hemos trabajado juntos elaborando más de 200 obras.

Obras que llegarán a Nueva York para sorprendernos y emocionarnos. Como dice una nota de la galería  O+O Para poder introducirse en la obra de Kenryo Hara, hay que entender básicamente de cómo se compone el idioma japonés, puesto que es un idioma de muy pocos sonidos y muchos significados, el idioma japonés separa muy bien el lenguaje escrito del hablado, hay muchas palabras y construcciones gramaticales que son sólo del idioma hablado.

Son los sinogramas, es la escritura ideográfica que expresa ideas más que sonidos, y añaden tres sistemas más de escrituras por varias razones básicas: En japonés no existen separadores entre palabras, las palabras van juntas, una junto a la otra, sin espacios, esto hace que muchas palabras se pronuncien igual o muy parecidas. De ahí vienen los ideogramas chinos, los Kanjis, para diferenciar bien los significados de las palabras en la escritura sin espacios y de escasa pronunciación el kanji evita ambigüedades.

Kanji es la escritura de ideas y significados, sin los Kanji es imposible entender algo, con ellos puedes deducir el significado.

Kenryo Hara nos permite apreciar que la “escritura” no es únicamente una técnica o práctica con fines utilitarios, sino todo un camino de evolución y desarrollo personal, es necesario ser mucho más que un buen calígrafo lo que permite crear una obra desde la antigua escritura, una obra artística creativa y libre, propia del Kodai-Moji a partir de ideogramas, o sea una obra de significados propios”.

Las obras de Kenryo Hara expresan sus ideas y sentimientos y logran conmover y emocionar al espectador a través de la escritura antigua Kodai-Moji con la cual el artista crea su idioma, un idioma propio personal y artístico.

Enriqueta Hueso, por su parte, es una mujer arrolladora, llena de pasión y entusiasmo. Su amor por la vida, su idealismo, su generosidad se reflejan en las obras, en los colores, en su capacidad de imprimir notas musicales en el silencio de Kenryo Hara.

“Conocer a Enriqueta Hueso (Benimámet/Valencia, 1948) es encontrar la personificación de una hilandera que, en busca de alcanzar su plenitud personal, se ha transformado en una hacedora insaciable de grandes proyectos artísticos con un gran potencial de autocrítica y talante. Una mujer culta y enérgica que, inagotablemente, nunca ha parado de tejer su futuro ya fuese como madre, artista, empresaria, crítica, promotora, esposa, amante y amiga, aunque por ello, tuviese que sacrificar sus propias horas de sueño” escribe de ella Hortensia Mínguez García, Doctora en Bellas Artes. Universidad Ciudad Juárez. México, quien agrega: “La obra de Enriqueta nace de una desenfrenada y libérrima necesidad de reflexionar sobre el mundo y captar su atesorada belleza. Mostrándonosla sin miedos, sin reservas, ni pudor a la diversidad espontánea de sus resultados”.

El encuentro entre Enriqueta Hueso y Kenryo Hara en Nueva York es una cita que no se pueden perder. Ambos, con sus obras, nos regalarán alimento para el alma, la creatividad y el sentimiento.

La exposición quedará abierta hasta el 4 de Abril.

Hey you,
¿nos brindas un café?