Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Jose bernardo gomez
viceversa mag

Tambores de guerra

En la madrugada del pasado sábado 24, en nuestras costas tropicales, pobladas por los herederos de ancestrales costumbres africanas, sonaron los tambores en honor a San Juan. Hombres y mujeres se entregaron a la sensualidad de sus cuerpos, danzando sin cesar a ritmo de percusión, uniendo el movimiento corporal a la vibrante energía emitida por cada golpe de tambor. Clara expresión del sincretismo cultural y religioso, que une la invocación pagana al Sol del Solsticio y a la heroicidad cristiana. 

Ese mismo día, a poca distancia, las tropas castrenses se reunían también para celebrar, pero ahora con estilo marcial, un nuevo aniversario de la gloriosa y triunfante Batalla de Carabobo, con la que se selló la independencia patria. Dos eventos unidos por una misma fuerza: la condición expresiva del movimiento, de la acción, del instinto, de la sexualidad, del combate y de la guerra, todo ellos representado en la figura de una antigua deidad: Marte.

Durante esta semana el planeta Marte recorre el segundo decanato de Cáncer, y desde esa zona forma tres ángulos distintos con otros tantos astros, proveyendo un torrente energético de mucha confrontación. Por su ubicación en el espacio sideral, características físico-atmosféricas y tamaño, el planeta rojizo posee cualidades semejantes a la Tierra, y se sospecha que en algún momento proporcionó las condiciones mínimas para albergar seres con vida.

El planeta que sigue al nuestro en su giro alrededor del Sol y que duplica a la Tierra, en el tiempo que tarda en hacerlo, recibió como nombre el mismo con el que fue identificado el dios romano de la guerra: Marte. Los griegos lo llamaban Ares, y en las distintas mitologías, aunque cambiara de nombre, siempre se atribuyó a algún personaje divino ese mismo rol.

Se trata de una fuerza inmortal que representa el instinto, el impulso, el coraje, el afán de lucha, la habilidad para combatir, la resistencia, la conquista. Se le identifica con la acción y la iniciativa, con la audacia y la valentía, con el carácter varonil y con el polo masculino de la energía sexual. Es, en suma, la forma en que se expresa una energía irracional que se lanza a atrapar su presa o que lucha hasta vencer o morir.

En el plano de la simbología astrológica cada vez que Marte ocupa una posición relevante en el mapa del cielo, bien sea el natal o en los tránsitos de un momento dado, las condiciones de la energía cósmica indican una tendencia a la acción, a la confrontación, a la violencia o a la agresividad. Existe, en esos casos, una inclinación a manifestarse en el ámbito terrenal, en el comportamiento humano, consciente o inconsciente, una corriente favorable a la acción impulsiva, a la violencia irracional y a la confrontación.

Comienza la semana con Marte en Cáncer sobre el Sol natal de Venezuela y de USA, formando un ángulo de 90° con el más grande de los planetas, Júpiter, que transita por Libra. Este último astro representa la abundancia, la exageración y la desmesura, que al conectarse con la fuerza agresiva del planeta rojo, estimula situaciones de elevada crispación y conflictividad.

El miércoles 28, Mercurio, el pequeño planeta y más cercano al Sol, ocupa el mismo punto zodiacal de Marte, en Cáncer. Se trata de una conjunción entre ellos. Tal alineamiento entre los dos provoca una combinación de energías convertidas en una sola. Mercurio se encarga de transmitir y comunicar el flujo agresivo de la acción marciana, bien sea a través de los hechos o por medio de la palabra.

El próximo sábado, primer día de julio, la Medialuna Creciente se colocará desde Libra en el punto intermedio entre Marte y Plutón. Se formará así un triángulo con mucho poder destructivo. Esa figura conocida como Cuadratura en T aumentará los niveles de enfrentamiento, con la mediación de nuestro satélite.

Finalmente, el próximo domingo 2, cuando Marte llegue a los 18° de Cáncer, se alineará con Plutón, que estará en el punto opuesto (18° Capricornio), generando una vibración disonante entre las dos cualidades que ellos representan. Son dos astros que comparten la misma naturaleza: intensidad, estremecimiento y transformación. Marte manifestando su carácter explosivo y externo; mientras que Plutón expresando su forma implosiva e interna; pero los dos compartiendo la misma carga de violencia.

En síntesis, durante toda esta semana Marte recibirá sucesivamente el estímulo de Júpiter, Mercurio y Plutón para transmitir, con diferentes matices, su carácter retador y su espíritu competitivo. La Medialuna ayudará a procesar esa corriente de vitalidad, entusiasmo y arrojo que representa el planeta guerrero. Nos corresponde a cada uno de nosotros convertir ese caudal de energía cósmica en una fuente de optimismo jupiteriano, de astucia mercuriana y de poder transformador plutoniano, con la ayuda intuitiva y emocional, que nos brinda la Luna en crecimiento.


🇺🇸 Ahora puedes leer el Código Estelar en inglés: http://bit.ly/2sdUUHe

Traducido por Jorge Pardo Febres-CorderoTraductor Público Certificado (Español-Inglés-Español) – tradufino@gmail.com


astrologuia.wordpress.com

Photo Credits: Paxson Woelber

Hey you,
¿nos brindas un café?