Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Jose bernardo gomez
astrologia Jose bernardo gomez

Novilunio «a pata de mingo» (*)

El próximo jueves 25 se producirá el alineamiento de la Tierra con sus dos luminarias, que se encontrarán en el mismo punto sideral, a de Géminis. Será la Luna Nueva que marca el inicio de un nuevo ciclo, cuando el Sol apenas comienza a recorrer el tercero de los doce sectores en que la tradición astrológica occidental ha dividido la imagen esférica con la que representa a la bóveda celeste.

Una conjunción entre Sol y Luna, tal como sucede cada 29 días (4 semanas), se manifestará el venidero jueves 25 de mayo. Ambos astros se juntarán ahora desde el primer decanato del signo de Géminis, zona zodiacal que rige la tercera y última fase de la estación climática de la primavera, en el hemisferio norte. El grupo de estrellas que recibe la visita solar en esta época del año perpetúa la memoria de los personajes mitológicos Cástor y Pólux, hijos gemelos de Zeus, el soberano del Olimpo, el más poderoso de los dioses.

El paso del Sol por Géminis es asociado con la condición de dualidad, inestabilidad, volubilidad, versatilidad, cambio y transición, con la que suele relacionarse esta época del año y la idea de duplicidad, propia de la noción de los mellizos. A Mercurio se le atribuye la regencia de esta zona zodiacal por ser identificado también con una energía mental, adaptable y comunicativa, afín a ese signo.  

El venidero Novilunio geminiano adquiere una dimensión superior a la del resto de meses del año, por dos razones particulares: ese mismo día, con una escasa diferencia de 5 horas, se produce también el Perigeo; es decir, el paso mensual de la Luna por el punto más cercano a nuestro planeta. Adicionalmente, no se trata de cualquier perigeo, sino de uno que ocurre en la distancia más corta de todo el año.

En razón de la figura elíptica que dibuja la trayectoria de la Luna alrededor de la Tierra, todos los meses ella pasa por un punto de mayor cercanía y otro de mayor lejanía al planeta. Esos puntos reciben el nombre de Perigeo, el más próximo; o Apogeo, el más distante. La diferencia entre ellos ronda los 50.000 kms. Por tanto, la magnitud del influjo lunar, en uno u otro caso, es muy diferente.

La distancia entre el planeta y su satélite, en perigeo o apogeo, varía también todos los meses, por lo que hay un solo día al año en que se produce la mayor cercanía lunar, así como también habrá otro día para su máximo distanciamiento. En esta ocasión, el jueves 25 en la noche, tendremos la suprema aproximación de nuestro satélite en el transcurso de todo el año, coincidiendo esta vez con el Novilunio, por el que el caudal energético de atracción de Luna y Sol con respecto a la Tierra esta vez será superlativo.

La fusión solilunar del jueves 25 vendrá acompañado de una singular interrelación planetaria: Venus, símbolo de la afectividad y de la economía, se ubica desde Aries a 90° de Plutón, el astro de las profundidades y las resoluciones drásticas, de los cambios radicales y la transmutación, que transita por Capricornio. Esa cuadratura entre los dos planetas pudiera representar un estremecimiento íntimo, desde la sensibilidad, o la manifestación de una alteración en el ritmo del manejo financiero.

Otros dos astros, Marte y Saturno, estarán alineándose en estos días desde el eje Géminis/Sagitario. Se trata de energías antagónicas ubicadas en puntos opuestos. Marte sugiere la fuerza impulsiva e irracional, atrevida y violenta, que emerge contra el poder estructurado de Saturno, personificación del control, la autoridad y el orden establecido. Estamos ante la configuración de una energía planetaria de conflictividad extrema, que tiende a manifestarse en altos niveles de provocación y rebeldía, que serán repelidas con acciones de fuerza, para someter y dominar.

El excedente de la energía cósmica de estos días llegará a su punto culminante, de ebullición y efervescencia, con la Luna Nueva de Géminis y su máximo perigeo anual, el jueves 25 de mayo. En esa fecha confluyen poderosas fuerzas físicas astrales incidiendo sobre la superficie terrestre, tanto por la posición integrada de nuestros dos astros principales, como por la enorme carga simbólica que contienen, de hondo contenido transformador.

El carácter geminiano que prevalece ahora con el paso de Sol, Luna y Marte por ese signo zodiacal, junto a la cualidad cuaternaria de la fecha en que ocurre el Novilunio extraordinario de este mes, y el grado zodiacal en que se juntarán las dos luminarias, le otorgan a este nuevo ciclo lunar una dimensión especial: se avecinan tiempos de adaptación y adecuación a una realidad diferente que exige el acoplamiento corporal, mental, emocional y espiritual del ser humano, para enfrentar con éxito los vigentes y exigentes desafíos de los tiempos que corren.


(*) “a pata de mingo”: expresión coloquial, referida al juego de bolas criollas, empleada para referirse a algo o alguien que se halla a muy corta distancia.


🇺🇸 Ahora puedes leer el Código Estelar en inglés: http://bit.ly/2qSpYs8

Traducido por Jorge Pardo Febres-CorderoTraductor Público Certificado (Español-Inglés-Español) – tradufino@gmail.com


astrologuia.wordpress.com

Photo Credits: Julian Lennon

Hey you,
¿nos brindas un café?