Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Jose Bernardo gomez
viceversa magazine

Con la fiera indomable

Desde la mañana del pasado sábado 22, el Sol comenzó a transitar por la zona del cielo identificada con la imagen del Rey de la Selva. Es el tiempo en que mejor se expresa la condición solar en el hemisferio norte, el lapso central del período estival, cuando se siente más el calor y se extiende por más tiempo la luz diurna, en esa mitad del planeta.

Pocas horas más tarde del ingreso solar al nuevo signo se produjo la conjunción exacta con la Luna, fenómeno conocido también como Novilunio. La sincronización de nuestras dos luminarias en el primer grado de Leo le otorga más intensidad a la confluencia astral de la que también forma parte el impulsivo planeta Marte.

Este año el tránsito del Sol por Leo comienza y culmina con sendos novilunios. No se presentaba una doble lunación en ese signo zodiacal desde los ocurridos hace 19 años (julio-agosto 1998), el segundo de los cuales con eclipse incluido, en alineación con la estrella Regulus, tal como sucederá dentro de un mes.

En la noche del venidero miércoles 26, Sol y Marte coincidirán en el mismo punto zodiacal (4° Leo). El carácter combativo de Marte se junta con la fuerza impetuosa del Sol, ambos imbuidos del espíritu dominante de la fiera felina. Aunque ambos astros se encuentran regularmente cada dos años, no compartían el mismo espacio en Leo, desde que lo hicieran el 10 de agosto de 2002.

En las antiguas civilizaciones de Mesopotamia y Egipto se relacionaba el paso del Sol por la constelación de Leo con el crecimiento del río Nilo. Se le atribuía una fuerza superior a la habitual y por eso se le otorgó la regencia de este signo zodiacal. Leo es considerado el Rey de los signos y el Signo de los reyes.

Cada una de las cuatro constelaciones por donde pasa el Sol en el período central de las estaciones climáticas posee una estrella de primera magnitud: Aldebarán (Tauro), Regulus (Leo), Antares (Escorpio) y Fomalhaut (Acuario). Ellas forman los dos brazos de una gran cruz que domina el círculo celeste. Cada una provee un carácter específico que guía al grupo de estrellas que configuran cada constelación.

La estrella dominante de Leo es Regulus, pequeño rey, también conocida como Corazón del León. Ella representa el centro desde donde se irradia todo el poder y brillo propios de esta zona del cielo. El Sol terminará la pasantía por su propio signo dentro de un mes, alineado con ella y habiendo mostrado el poderío de su realeza.

Los nacidos en esta época del año suelen comportarse como seres de una gran personalidad: nobles, leales, intensos, creativos, orgullosos, impositivos, con mucha fuerza, coraje, convicción y liderazgo. No es de extrañar entonces que muchos de los personajes que se han destacado en el ámbito del arte, la cultura, el deporte, la milicia o la política nacieran bajo el influjo de un animal tan vistoso como el león. Tal es el caso, por ejemplo, de Alejandro Magno, Napoleón Bonaparte, Simón Bolívar, Benito Mussolini, Fidel Castro, Bill Clinton, Hugo Chávez o Barack Obama.

Esta semana ha comenzado el mes del león con una briosa fuerza. Fluye la energía de la acción y del combate. La Luna Nueva, la conjunción de Sol-Marte y el cambio de Mercurio a Virgo para una larga estadía, preparando su próxima retrogradación, son algunas de las señales que nos hacen pensar que el bravío león mostrará su carácter combativo y su afán de dominación. Una infusión de serenidad, cordura y paciencia puede ayudar a aplacar las actitudes agresivas y violentas que se expresan en el ambiente estelar y terrenal.


🇺🇸 Ahora puedes leer el Código Estelar en inglés: http://bit.ly/2eM3Z4j

Traducido por Jorge Pardo Febres-CorderoTraductor Público Certificado (Español-Inglés-Español) – tradufino@gmail.com


Photo Credits: Eduardo Robles Pacheco ©

astrologuia.wordpress.com

Hey you,
¿nos brindas un café?