Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Jose Bernardo Gomez
astrologia

Dinámica de cambio

La segunda quincena de abril marca la pauta de los cambios. La Luna ha comenzado su proceso de disminución de tamaño y presencia nocturna. Con la aurora del miércoles 19, cuando se halle en el último grado de Capricornio, la Luna inicia su fase Menguante, en ángulo recto con el Sol. Es tiempo propicio para las terminaciones y los desenlaces, hasta la Luna Nueva de Tauro (26 de abril).

En el momento del ocaso del mismo día 19, 12 horas después de iniciarse el Menguante, el Sol se instala en el signo del Toro. Se emprende un lapso de cuatro semanas y media en que se manifiesta el carácter terrenal, material, concreto y espacial de la energía. Es el tiempo de las sensaciones, del placer, la comodidad, la percepción sensorial y la afanosa búsqueda de la estabilidad y seguridad, sobre todo, en el plano económico. También es un período propicio para el desarrollo de la voluntad y la constancia.

En su proceso de retrogradación, el planeta Mercurio se alinea con Sol y Tierra en la madrugada del jueves 20. Es la conjunción que marca el comienzo de un nuevo ciclo en las tareas de comunicación, intercambio y entendimiento, que se extenderá hasta el 26 de agosto; y que alcanzará su plenitud el mismo día del solsticio, el 21 de junio, cuando se vuelvan a alinear otra vez los tes astros, pero ahora desde el portal de Cáncer.

Pocas horas después de su unión con el Sol, Mercurio retorna a Aries, desde donde actúa con mayor impulsividad y autonomia. Coincide este regreso al primer signo zodiacal con su cambio de posición en el cielo. A partir de ahora, deja de aparecer como estrella vespertina para convertirse en pequeño lucero que anuncia la llegada del fuego solar, con el alba. Es un símbolo de apresuramiento, de decisiones espontáneas y de extrema curiosidad.

El nuevo ciclo mercuriano, que está por iniciarse, representa una nota de optimismo en medio de las constantes confrontaciones que se han presentado en días recientes. El pensamiento, la palabra y el mutuo entendimiento podrían desarrollarse ahora con más fluidez, en función de negociaciones y acuerdos entre partes en conflicto. Es el momento adecuado para explorar mejores niveles de comunicación.

El batallador y agresivo Marte también altera su ubicación sideral. Desde el viernes 21, con la salida del Sol, el astro que representa la cualidad activa y masculina, desafiante y audaz, ingresa a Géminis el signo inteligente, volátil, dual, adaptable y conversador. Se produce entones un intercambio de posiciones entre Marte y Mercurio, ya que cada uno de ellos se aloja en el área de influencia del otro, creando una duplicación de la misma condición energética: violencia verbal o audacia comunicacional.

Finalmente, hay que considerar la situación del más pequeño, lento y alejado de los planetas: Plutón. El martes 18 se le une la Luna, en su progresiva disminución, en Capricornio, y dos días después comienza su largo periodo de retrogradación, de más de cinco meses. Bajo esa disposición, su carácter transformador se hace más intenso y profundo, sin que sean observadas, a simple vista, sus consecuencias.

Los seis cambios significativos que se producirán en el cielo durante los próximos días, son reflejo de una sensible alteración de la energía que se expresa en la cotidianidad. Cambia el ambiente, cambian las formas, cambia el contenido, cambia la actitud, en síntesis, cambia la dinámica de la vida.


🇺🇸 Ahora puedes leer el Código Estelar en inglés: http://bit.ly/2p8sP2q

Traducido por Jorge Pardo Febres-CorderoTraductor Público Certificado (Español-Inglés-Español) – tradufino@gmail.com


astrologuia.wordpress.com

Photo Credits: Stephen Rahn

Hey you,
¿nos brindas un café?