Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Fabian Soberon
Photo Credits: radiobrain_ ©

Una mañana me despierto con una idea fija. Me he cansado de la rutina ligada a las caminatas y las lecturas. Me harto de mis hijos y de mi perro. Hace semanas pienso en huir a otra zona de la ciudad.

Subo al subte y me bajo lejos, muy lejos, en un suburbio. Desde ahí puedo retomar mi trabajo y las citas con amigos. Le pido a mi esposa que guarde el proyecto como un nuevo rito privado. Ella accede.

Nadie sabe que ya no vivo en mi casa. Mi hogar es un hotel chico, de barrio, lleno de flores mustias y de pensionistas esporádicos.

No sé cuánto tiempo estaré en el hotel. La única certeza es que las noches son más largas y los silencios están cargados de una soledad no buscada.

Cuando me canse me mudaré de barrio, quizás a otro hotel. Ayer pasé por el frente. Hay vecinas que conversan en la vereda. Me hace bien pensar que me espera otro espacio con fantasmas. Es la mejor forma del futuro.


Photo Credits: radiobrain_ ©

Hey you,
¿nos brindas un café?