AFIÍLIATE
Gabo Caruso
Fotografía 2

Gabo Caruso: desafiando las construcciones sociales

Identidad, género, diversidad, e igualdad. La cámara de Gabo Caruso, desafía las ideologías dominantes que dan forma a estas construcciones sociales. 

“Parte de mi proceso tiene su raíz en el deseo propio de crear imágenes que toquen lo real. Abrazo historias «del cruce» (personas trans, refugiadas, LGTBIQ+, familias diversas), que con su «movimiento» interpelan y abren nuevas preguntas”.

Originaria de Buenos Aires, Gabo Caruso cuenta con estudios en Ciencias Políticas,  Comunicación Visual, Fotografía y Comunicación del arte. Tiene un posgrado en fotoperiodismo.  Su infancia fue siempre rodeada de imágenes y, desde los 20 años, ha empezado a crear historias. El trabajo de Caruso, ha sido seleccionado en PhotoAlicante, PhotoEspaña y Transeurope en Atenas. También cuenta con publicaciones en medios como Vice y EPS. 

Hoy nos presenta su más reciente proyecto «Dad Pink« el cual ha sido seleccionado dentro de los 5 ganadores del Festival Art Queer de Europa, celebrado en Heidelberg, Alemania.

Actualmente reside en Barcelona, trabajando en proyectos fotográficos vinculados con género y diversidad.

 

Gabo Caruso

© Gabo Caruso, «Dad Pink»

 

¿Cuál es tu inspiración al momento de hacer una fotografía? ¿Admiras a alguien en específico?

La inspiración emerge de historias que rompen lo establecido. Cuando ese estímulo aparece, siento el deseo de contarlo. Ese es mi punto de partida. Desde ese momento, genero un proceso de investigación, veo fotos, material visual, que pueda servir de apoyo para ahondar sobre el tema que estoy abordando. A su vez mis referentes se enfocan en elementos cinematográficos, así como en la escritura. Pongo mucha atención en los procesos que luego originan mis fotografías.

Podría decir que admiro y siento una profunda conmoción con el trabajo de Isadora Kosofsky. Es documental, y en éste momento sus historias visuales me inspiran más que la fotografía contemporánea.

 

Gabo Caruso

© Gabo Caruso, «Dad Pink»

 

¿Cómo describirías el papel que toman las mujeres en la escena fotográfica? ¿Lo consideras un reto o puedes relacionarlo con algo dentro de tu trabajo?

En el ámbito fotográfico, puede verse un cambio en los últimos años ligado a una gran cantidad de festivales, colectivos y encuentros de mujeres fotógrafas. Hay que celebrarlo. Las mujeres, claramente, estuvimos desde el inicio del invento de la fotografía, pero invisibilizadas. «Guerrilla Girls» preguntaba en los ’80 si las mujeres tenían que estar desnudas para entrar en un museo, denunciando que solo el 4% de las artistas del Modern Art eran mujeres, mientras que el 76% de los cuadros expuestos incluía a mujeres desnudas. De musas a creadoras, fuimos abriéndonos camino y hoy estamos en otra posición.

Toda fotógrafa que haya pasado por una escuela de fotografía sabe muy bien que en las aulas las mujeres siempre somos mayoría, sin embargo a la hora de exponer, publicar, ganar becas, ocupar cargos, no es así. Lo mismo cuando nos enseñan referentes… casi siempre son hombres. Nuestras fotos vienen con esa sed. Y el contar historias de mujeres, siendo mujer, te da sin duda un posicionamiento diferente. No es «la otredad». Estamos hablando de nosotras mismas. No hay más autorretrato que el de una mujer fotógrafa fotografiando a otras mujeres.

 

Gabo Caruso

© Gabo Caruso, «Dad Pink»

 

¿De qué trata “Dad Pink”? ¿Cuál fue el motivo y/o reto para realizarla?

Conocí a Rosa cuando estaba ya trabajando sobre el tema. En ese entonces, tenía ganas de establecer una comparativa entre diferentes generaciones de mujeres trans, y cómo la infancia trans era un reflejo de cómo la sociedad comenzaba a aceptar poco a poco la diversidad.

Al principio, mi atención se dirigía a ella, poco después descubrí que mi “deseo” de fotografiar era la relación que tenía con su hija. Rosa tiene 60 años y hace dos le contó finalmente a su hija Annia que se sentía mujer. No perdió a su hija. Annia tiene 15 años, y hace dos navidades su padre dejó de ser Ramón para convertirse en Rosa. No perdió a su padre.

En “Dad Pink”, me sentí profundamente conmovida por lo que estas dos mujeres desafiaban con su vínculo: Lo binario, lo jerárquico. El cuerpo, como construcción social y política. Encontré en “Dad Pink”, un fascinante marcador de que otro mundo es posible. La transexualidad, históricamente fotografiada en fotoperiodismo ligada a la soledad, o a la exclusión, ha promovido denuncias, pero también ha creado estereotipos negativos. En cambio, busco aportar con mi trabajo una visión positiva. Estas fotos las he concebido con el deseo de que las imágenes contengan, y de alguna forma recalquen, lo más primario de los seres humanos: Los vínculos.

Cuando comencé a acercarme al fotoperiodismo sabía que tenía que aprovechar la cámara para contar el mundo en imágenes. Pero ¿qué mundo quería contar?… El reto, el desafío de ser mujer y fotógrafa, está en la potencia. Encontrar potencia en todo lo que sí podemos hacer, mientras vamos ganando más espacios.  

 

Para conocer más de Gabo: Instagram @Gabocarusofotografa y su  web: www.gabocaruso.com 

“ViceVersa Magazine inquieta, palpita y nos reúne desde Nueva York, como organismo vivo, necesario, que se alimenta de lo múltiple y diverso, del decir valiente, simplemente indispensable, porque nos invita a comprender, a pertenecer y asumir, y así, a construir un mejor porvenir. Desde el sosiego y comprensión que sólo permite el pensamiento libre.” - Lupe Gehrenbeck

Afíliate a ViceVersa Magazine y asegura su futuro   Afíliate

Puede que también te interese

avatar
más reciente pasados más votado
Marta
Autor invitado
Marta

Me encantó la nota. Una fotógrafa que se compromete con imagenes e historias con el colectivo trans. Ojala que estas notas ayuden a abrir mentes y puertas y entender que en este mundo multicolor cabemos todas y todos !!!!
Gracias a viceversa también por acercarnos estas historias de Vida!!!!!!

Alex
Autor invitado
Alex

Muy buen Reportaje, viva la diversidad!