AFIÍLIATE
Bitter Laughter, Nuevos talentos 0

Elisa Tótaro: El delicado hilo que divide la sátira de la burla

NUEVA YORK: Seriedad profesional y competencia es lo que transmite de inmediato Elisa Tótaro, comunicadora especializada en campañas electorales.

Era aún adolescente cuando descubrió la pasión por la política, diferenciándose de muchos de sus coetáneos y de todos quienes piensan que la política es un mundo del cual es mejor quedar alejados. Tótaro entendió que, por lo contrario, la política permea todas nuestras vidas, determina el futuro de las sociedades, garantiza o elimina los derechos humanos. En fin que es inútil voltear la mirada hacia otro lado porque de todas formas la política invade nuestros espacios e influencia nuestras vidas. Desde entonces sintió fascinación por el gran reto que representa posicionar a un candidato, ayudarlo a transmitir su mensaje y a ganar unas elecciones. A los 17 años comenzó a trabajar de voluntaria en campañas electorales.

– Sin embargo cuando comencé estudios universitarios pensaba dedicarme al cine – confiesa Elisa con una sonrisa –. Y con ese fin cursé comunicación social en la Universidad Católica de Venezuela con mención Audiovisual.

Lamentablemente a la generación de Elisa Tótaro le ha tocado vivir una de las etapas más oscuras y difíciles de la vida de su país, Venezuela. Aún los jóvenes menos sensibles al llamado político y social, cambiaron su visión y asumieron la responsabilidad de luchar para recuperar un futuro que veían esfumarse irremediablemente.

– En 2007 nació el movimiento estudiantil y fue como un despertar para los jóvenes. Yo fui parte del equipo fundador del movimiento, al igual que muchos de mis amigos y comencé a involucrarme más y más en su organización. Ayudé en la creación del logo de la manito blanca, en la escritura de los discursos de Yon Goicoechea y de los otros líderes, en la creación de videos promocionales; en fin, en todo lo que implica el trabajo de un consultor de comunicación política. A partir de allí nunca más me alejé de este mundo.

Tras esos meses en los cuales luchó, junto con otros jóvenes, por una causa en la cual cree profundamente, Elisa Tótaro entendió que ese era el espacio en el cual quería desarrollarse profesionalmente. A sabiendas que el trabajo de campo le estaba dando conocimientos que no le podía transmitir ninguna universidad, se involucró con los programas que en ese entonces desarrollaba Leopoldo López como Alcalde de Chacao y colaboró con varias organizaciones que tenían como objetivo motivar a los jóvenes para la acción política, y ayudar a quienes deseaban ocupar cargos públicos. Entre ellas Generación Libre, organización de la cual salieron casi todos los alcaldes y diputados jóvenes del país.

elisa-totaro

– Lo prioritario, en ese momento, era informar. Mucha gente no conocía con claridad sus derechos humanos y civiles. También había que motivar a las personas a participar con su voto. Desde ese momento no hubo una elección en la cual no estuviera involucrada activamente.

A sabiendas que su vida había tomado un rumbo bien definido Tótaro viajó a España con la intención de ampliar conocimientos. Allí, en la Universidad Computense se especializó en organización de campañas electorales, estudios que profundizó ulteriormente en la Universidad George Washington, en el corazón de la vida política norteamericana.

– Estudiamos la primera elección de Obama, la irrupción de las redes sociales en su campaña y analizamos como maximizar su beneficio también en lo que se refiere al levantamiento de fondos.

Elisa pasa de un sector a otro con una curiosidad insaciable y la conciencia de que para garantizar un buen trabajo hay que conocer todas las facetas de un proceso electoral. Transcurre horas viendo como se elaboran los videos, aprende los diferentes programas de diseño y de animación y sigue muy de cerca el devenir político venezolano. Participa en las primarias de Leopoldo López y, para ser más eficiente, viaja por todo el país en autobús. Quiere conocer en profundidad la realidad de una sociedad muy diversa y con problemas que cambian de una zona a otra. Escucha a las personas, analiza las distintas situaciones, y aporta esos conocimientos a la campaña de Leopoldo.

– Cuando Enrique Capriles ganó las primarias nos unimos a su equipo con mucho entusiasmo. Fue una experiencia muy intensa y positiva. Tuve la oportunidad de conocer a un grupo extraordinario de personas, trabajamos en gran armonía a pesar de la presión y de los muchos obstáculos que tuvimos que sortear. Allí conocí a mis actuales socios, Juan Andrés Ravell y Osvaldo Graziani con los cuales fundé la compañía Equipo 70. Durante la campaña electoral nos llamaban el equipo 7-O, por el día de las elecciones que era el 7 de octubre así que cuando escogimos el nombre de la compañía cambiamos la O de octubre por un cero y creamos Equipo 70.

 

A pesar de tanto trabajo esa elección la ganó el actual Presidente Maduro. ¿Por qué?

Antes que nada quiero expresar una opinión estrictamente personal. No estoy cien por ciento segura de la victoria de Nicolás Maduro. Lamentablemente en Venezuela no podemos confiar en la transparencia del órgano electoral porque no hay una separación de poderes. – Tótaro habla con gran seriedad y asumiendo la responsabilidad de sus palabras con las cuales se hace eco de las perplejidades de muchas otras personas. Luego continúa: – De todas formas hay varias cosas que considero importante subrayar. Al comienzo la diferencia entre Maduro y Capriles era de 20 puntos a favor del primero. En un mes, ese fue el tiempo de la campaña, logramos disminuir drásticamente esa diferencia y los resultados finales dieron casi un empate. Nuestro adversario no fue Maduro sino la memoria de Chávez, la última voluntad de un Presidente cuya popularidad seguía siendo muy fuerte y que hace pocos meses había ganado una elección con un margen alto de votos. Durante el mes de la campaña realizaron sus exequias y en esos tres días no solamente no pudimos decir nada en su contra sino que todas las redes de radio y televisión presentaron en cadena los actos funerarios. Nosotros sabíamos que, tras su muerte, Chávez dejaba un país con graves problemas y que íbamos hacia tiempos peores pero la mayoría de la gente todavía no lo percibía y en cierta forma nos veía como a unos profetas del desastre. La oposición venía de un intenso año electoral, una campaña agotadora y tuvimos que montar otra con menos recursos haciendo un esfuerzo sobrehumano. A pesar de eso creamos un equipo excelente e hicimos un muy buen trabajo.

 

Actualmente vives en Miami. ¿Sigues conectada con Venezuela?

Sí, muchísimo. De hecho los clientes más importantes son venezolanos.

Elisa hace una pausa y luego con evidente pesar sigue:

Fue muy dolorosa la decisión de salir de Venezuela. Siempre decía que no me iría, que yo me quedaría en mi país y que continuaría luchando. Luego entendí que podía hacerlo mejor desde afuera, sin presiones y sin miedo. Otros colegas están presos y los mismos clientes me dijeron que preferían que estuviera fuera del país. Ya nuestra compañía tiene cuatro años y se ha especializado en campañas políticas, de gobierno o de conciencia. Trabajamos solamente con candidatos, instituciones electas y organizaciones sin fines de lucro.

 

elisa totaro

Photo Credits: The Kaleidoscopic World

 

Tus socios, Osvaldo y Juan Andrés Ravell  son también los creadores de un medio de sátira política, el Chiguire Bipolar, que publica noticias falsas y absurdas y de la serie animada Isla Presidencial que muestra a un grupo de Presidentes latinoamericanos perdidos en una isla. Durante el evento Risa Amarga. Sátira Política y Libertad de Prensa en América Latina, organizado por ViceVersa Magazine y el Departamento Educación Continua y Programas Públicos de The Cooper Union, tanto Ravell como tu han dado una visión interesante del poder de la sátira política como vehículo para la crítica pero también para la promoción de un candidato. ¿Cuáles son las situaciones en las cuales la sátira puede impulsar una campaña institucional o una candidatura?

La sátira puede ser un vehículo muy eficaz para hacer llegar algunos mensajes sobre todo a los más jóvenes. Pero hay que tener mucho cuidado, el límite entre humor y burla es muy fino y caer en la burla puede tener un efecto boomerang. La sátira tiene que focalizarse en los actos y las palabras de una persona y no en la persona misma. Por ejemplo podríamos hacer una pieza sobre las cosas que dijo Trump de las mujeres, o sobre su actitud dictatorial pero sería un error burlarse de él como persona. La sátira es muy buena para captar el interés de los jóvenes, romper su hastío e indiferencia. Vivimos bombardeados de mensajes publicitarios así que, sobre todo ellos, ni te escuchan cuando lanzas un spot serio. En cambio un mensaje humorístico puede volverse viral en sus redes y en ese caso todos los ven y lo escuchan.

 

En Venezuela la sátira se ha vuelto particularmente importante.

Sí. Antes nuestros humoristas eran conocidos pero ahora se han transformado en celebridades. Cuando pasa algo la gente espera las viñetas de Rayma, de Weil, de Edo. Hay una gran identificación con todos nuestros humoristas porque sintetizan el sentir de todo un pueblo.

 

¿Cuáles son las diferencias más importantes entre la realización de una campaña hecha en América Latina y otra en Estados Unidos?

Una de las diferencias más importantes es el financiamiento. En Estados Unidos el trabajo es mucho más estructurado, hay un financiamiento que te permite realizar productos buenos y diversos con los cuales ser más incisivo. En América Latina y, en particular, en Venezuela, los candidatos de oposición tienen serios problemas de financiamiento ya que el gobierno amedrenta a quien desea ayudarlos en sus campañas. A pesar de eso logramos hacer un trabajo de gran calidad. Otro punto muy importante que marca una diferencia entre este país y Venezuela es la libertad. Aquí trabajan en gran libertad, un candidato puede decir cosas negativas de otro sin problemas. En Venezuela hay muchísimas restricciones, la censura es rígida y muchas veces te bloquean cuñas o campañas de televisión por tonterías, por ejemplo si en el fondo aparece un motorizado sin casco. Un amigo mío está preso por haber realizado un video en el cual muestra la realidad del país. Sin embargo puedo decir que trabajar entre tantas dificultades nos ha ayudado a ser más eficientes y a lograr buenos productos a precios competitivos.

 

¿Cómo analista política qué explicación le das al surgimiento de un personaje como Trump en la escena política de Estados Unidos, un país tan celoso de su democracia?

Los candidatos anti-sistemas tienen siempre un gran poder de convocatoria. El mismo Bernie Sanders logró tener mucho éxito gracias al discurso anti-establishement que le permitió tener una gran repercusión en los jóvenes. Criticar es lo más fácil y tiene resonancia inmediata porque ningún gobierno es perfecto y cualquier persona tiene alguna razón para quejarse. Otro factor importante que ha favorecido a Trump, ha sido la falta de opositores de peso durante las primarias.  Los otros políticos no pudieron contrarrestar la fuerza de alguien como Trump acostumbrado al espectáculo, sin escrúpulos, que utilizaba un lenguaje directo capaz de llegarle a las personas que componen su electorado. Hay una parte de población blanca que se ha sentido marginada y ahora finalmente se identifica con Trump quien habla su mismo idioma. Piensan que él tiene una personalidad suficientemente fuerte para enfrentar el peligro del Isis y que volverá a reactivar la economía del país. La conexión con Trump es más emocional que racional.

 

¿En Colombia, contra todos los pronósticos, en el referéndum para ratificar el proceso de Paz ganó el No. Dependió eso de una mala campaña por parte del frente del Si?

Creo que la fuerza del equipo del No fue vender la idea que votar por el Si significaba votar por la guerrilla. Tenían un slogan muy poderoso que decía: sin justicia no hay paz. Lamentablemente las heridas dejadas por los tantos años de guerra son muy frescas y el elemento emocional era muy importante. Creo también que mucha gente no salió a votar y la abstención jugó un papel significativo en los resultados.

Agudo y certero es el análisis que nos hace Elisa Tótaro de las diversas realidades políticas. Al hablar con ella notamos una vez más la calidad profesional, la preparación y seriedad de los muchos jóvenes que han tenido que salir de Venezuela, un país que no solamente va perdiendo día tras día trozos de democracia, sino que está quedando huérfano de una generación que, muy a su pesar, enriquece el futuro de otras naciones.

“Colectividad que no sabe pensar, no puede vivir.” - Concepción Arenal

Afíliate a ViceVersa Magazine y asegura su futuro   Afíliate

Puede que también te interese

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments