Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Natalia Bravo
Photo Credits: "Autorretrato", Natalia Bravo

Delphi

Él aviva el interés de la audiencia enseñándole algo a lo que no puede acceder; así es la seducción, el erotismo, la conquista o su verdadera esencia al descubrirla: sabes que el cerrojo está abierto, pero no te atreves a abrir la puerta. También podría ser un seno semidesnudo o su deseo que de pronto es develado. Es la infinita continuación de un monólogo interior donde las dudas, la culpa y la fundación del pecado pueden emboscarte, asimismo la fisiología está ahí para recordar que a veces ser infiel es el mayor acto de honestidad.

Sus yemas apuntan al resto, aunque sabe que él es el responsable de recrear héroes inexistentes o que pasaron de moda, la sociedad los dejó atrás y los que están atrás no escuchan.

Lo acompaño en su antiguo pensar queriendo reformar un mundo enrumbado, hipnotizada por la luz que emana de su interior, la cual le mantiene la piel tostada y el alma en llamas. Soñador del sueño más ambicioso, ser libre. Aunque sepa que todos estamos presos, intenta convencer a su tropa de jóvenes que utilice el coraje del corazón con raciocinio como si fuese posible detener mi osadía de vivir haciéndole el amor en la distancia…

…y sólo por complacerme marcará la página en la que Octavio asegura que podemos hacer el amor sin tocarnos.

Mon amant, en el lugar donde me perteneces luces valiente y sereno. No importa que tan sangrientas sean las guerras a las que hemos sobrevivido, estamos acondicionados para volver. Llegaré nuevamente desarmada y pretendiendo curar a quien está dispuesto a matarme si al finalizar el día nos sentamos a mirar el horizonte en un acto polifónico, a memorizar la línea que continúa viendo firme el David sin dejarse desmoronar por Goliat.

Voy a regalarte una casa sin techo, refugio para el espíritu que nunca escampa. La tranquilidad de la independencia para curarte los dolores que no descansen en el vientre de Ana, el llano o el tequila. Un amor silencioso que truene cuando leas poesía en voz alta.

Alucinaré que tocas tierra en mi piel o que le doy un mordisco a tu costilla donde renazco y soy historia bíblica, y por tanto, eterna.

Hombres como tú sí existen, reservo su aliento a madrugada recién colada frente a una cabecera desplazada y una zona de aterrizaje para su pronto retorno.

Le Coquin


Photo Credits: «Autorretrato», Natalia Bravo

guest
4 Comments
pasados
más reciente más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Carlos J. Rangel
Carlos J. Rangel
3 years ago

Un laberinto travieso de palabras que al recorrerlo y explorarlo lleva la mente a lugares inesperados y vueltas sorpresivas. Es literatura.

Orlando Urdaneta
Orlando Urdaneta
3 years ago

Muerdes mi costilla mientras muerdo tu manzana… Eva pasión… Eva lujuria. Últimos momentos en el otro Paraíso, antes de ingresar al de la transgresión eterna.

Hey you,
¿nos brindas un café?