AFIÍLIATE
Augusto manzanales ciancaglini
Coronavirus, Entrevistas 0

Historias de una pandemia. Barcelona desde la ventana

 

Reflexiones, vivencias, aprendizajes, temores. Así vivimos el coronavirus en ViceVersa Magazine.

 

Augusto Manzanal Ciancaglini, analista internacional

Cataluña es una de las regiones de España más afectada por el Covid-19. Hasta el momento se han registrado 43.802 casos de contagio y han fallecido 4.247 personas.

Allí, al igual que en el resto de España, el estado de alarma obliga a los ciudadanos a quedarse en sus casas para evitar una mayor difusión de la pandemia.

Sin embargo, según nos cuenta nuestro colaborador Augusto Manzanal Ciancaglini, analista internacional, en Barcelona hay zonas en las cuales las personas son un poco más reacias a respetar reglas muy estrictas.

“Mucho depende de la personalidad de cada vecindario -explica Manzanal Ciancaglini-. Barcelona, al igual que toda Cataluña tiene barrios en los cuales viven en su mayoría los independistas y otros, más populares, en los cuales convergen la vieja y la nueva emigración, así como muchos españoles de otras ciudades. Son los más accesibles económicamente y yo vivo en uno de ellos. Sin duda el flujo de movimiento en las calles ha disminuido notablemente. Desde mi ventana veo dos salidas del metro, una parada de autobuses y ya no hay gente saliendo y entrando como antes del confinamiento. Sin embargo, las calles no están tan vacías como en otras zonas de la ciudad. En este mismo momento, por ejemplo, puedo ver a varias personas caminando. Algunas irán a sus trabajos, otras van de compra al supermercado, pasean a los perros. Digamos que hubo una disminución de actividad, pero no una parálisis total”.

Obligado a una pausa en su vida personal, Manzanal Ciancaglini está dedicado a la lectura y la escritura tratando de buscar en esas dos actividades un escape que le permita no sucumbir a la marea de informaciones que invaden nuestras vidas con datos y notas sobre el coronavirus.Hay gente que está muy alienada viendo y escuchando solamente noticias sobre el coronavirus. Yo trato de darme pausas con la lectura, la escritura, viendo películas y navegando en sitios de cultura”.

Sin embargo, sigue con gran atención el acontecer internacional para tratar de imaginar cuál será el panorama geopolítico que seguirá a esta situación tan excepcional.

“Estoy analizando todo con mucha prudencia. No creo que nadie esté en condición de sacar pronósticos acelerados. Se empiezan a vislumbrar movimientos en el campo de la geopolítica pero todavía es pronto para saber como acabarán ya que hay cambios constantes. Vemos por ejemplo cómo Estados Unidos posicionó la flota en el Caribe cerca de Venezuela, mantuvo los ejercicios militares en Europa y acaba de reafirmar sus lazos con Taiwan. Creo que son todas acciones que tienen como finalidad decirle al mundo que Norteamérica sigue siendo la superpotencia mundial. Por otro lado, está China, un país que trata de limpiar su imagen ayudando a las otras naciones con el envío de mascarillas, pero que está consciente de que no tendría la capacidad de ocupar el lugar de superpotencia mundial. Y Rusia que también busca reforzar su posición enviando medicamentos a las otras naciones. Digamos que cada país está aprovechando el momento para mostrarse y avanzar un poco en el tejido del poder. Sin embargo, no podemos saber quien saldrá realmente reforzado de esta situación”.

La amenaza de Estados Unidos hacia Venezuela alineando barcos de guerra en aguas del Caribe, es una maniobra que entusiasma a algunos y preocupa a muchos. Según Manzanal Ciancaglini es solamente un movimiento de la Casa Blanca para mostrar que, aún en momentos tan críticos como los actuales, sigue manteniendo su hegemonía.

“No creo que exista una real intención de invadir militarmente Venezuela. Pienso que sea sobre todo un movimiento de fichas. Una forma de reafirmar su poder frente a China, cuya expansión económico-comercial en la región es importante, y a Rusia. En cuanto a Rusia es interesante analizar el coqueteo de Bielorussia, que hasta ahora ha sido siempre el hermano pequeño de Rusia, con Europa y Estados Unidos”.

La grave crisis política que se avecina está poniendo a duras pruebas la cohesión de Europa mostrando cada vez más las diferencias entre los países del norte y los del sur. En opinión de Augusto Manzanal Ciancaglini esta fractura se ha profundizado tras la posición de Francia que, si bien antes mantenía una relación ambigua entre unos y otros, ahora se ha decantado hacia el lado mediterráneo.

“Francia ha tenido siempre una capacidad de liderazgo burocrático e institucional mayor que Alemania, que, por su lado, ha sido predominante esencialmente en lo económico. El problema es que, si Europa funcionara realmente como un estado federal, a pesar de los malestares locales que muchas veces son la causa de los separatismos, la ayuda de unas regiones más ricas hacia otras más necesitadas sería automática. Por lo contrario, Europa es un organismo supranacional y se considera artificial la trasferencia de fondos de un país a otro. El norte ahorrador no desea pagar las deudas del sur que despilfarra. Como persona del sur comparto el reclamo que se está haciendo a Holanda, Alemania y Austria para que acepten trasferir fondos a los países más necesitados; sin embargo, considero que el bloque del mediterráneo deberá desarrollar alguna forma de funcionamiento económico que no se base únicamente en el endeudamiento. Dicho esto, creo que a lo largo de su historia la Unión Europea ha recibido muchos golpes, último el Brexit, y siempre ha logrado recuperarse. Lo más probable es que también en esta ocasión pasará lo mismo”.

“ViceVersa Magazine apuesta, en un intento por comprendernos, con los pedazos de muchos, que hurgan en significados y futuros posibles.” - Lupe Gehrenbeck

Afíliate a ViceVersa Magazine y asegura su futuro   Afíliate

Puede que también te interese

avatar