AFIÍLIATE
Entrevistas, Nuevos talentos 0

Etty Beke: El diseñador de interiores es una especie de compositor musical

Inconfundible con sus rizos rebeldes y una sonrisa contagiosa Etty Beke posee la fuerza de una guerrera y la pasión por un trabajo al que se entrega feliz y sin pausa alguna. Como muchos otros jóvenes venezolanos ha salido de un país que está quedando huérfano de ciudadanos para profundizar sus conocimientos y crecer profesionalmente. Tenía apenas 17 años cuando llegó a Estados Unidos para ingresar en el Pratt Institute y estudiar Diseño Interior, algo que soñaba desde pequeña.

Los primeros pasos en el mundo del trabajo los dará, al graduarse, en un pequeño estudio de arquitectura y diseño, el Charles Mallea Architect, una experiencia muy enriquecedora que le permite participar en diferentes proyectos. La variedad de los trabajos que iban desde renovaciones para viviendas asequibles, hasta una tienda Camper, la extensión de un apartamento con una estructura prefabricada y el Scope Art Miami entre otros, le permitieron acumular una experiencia importante. También tuvo la oportunidad de trabajar en el estudio de diseño interior Curated que le ofreció la posibilidad de profundizar sus conocimientos en ese campo y en particular de participar como Project Manager en el diseño de interiores y áreas públicas de varios apartamentos en Chelsea.

 

Etty Beke

 

– Buscábamos integrar las características industriales y artísticas de la zona, de una manera moderna y sofisticada – nos explica -. Fue un proyecto complejo y su resultado, uno de mis favoritos.

Sin embargo sueña con regresar a su tierra, donde había dejado familia y amigos. Allí vuelve pero pronto entiende que las posibilidades de trabajo son muy escasas por el estancamiento de todos los proyectos de construcción así que se queda un año preparando su aplicación para un Postgrado en Diseño. Vuelve a Estados Unidos y logra ingresar en el Master en Diseño Industrial del Pratt Institute.

– Me hacía mucha falta la diversidad, profundidad y sinceridad de Nueva York. En el Master se afincó mi interés por la parte visual y física del diseño. Al terminar los estudios me ofrecieron dictar el “Taller de Color” en la Maestría de Diseño Industrial de Pratt Institute, la misma que acababa de terminar. También empecé a colaborar a tiempo completo con Priya Patel, desarrollando el estudio de diseño interior y arquitectura, 4|MATIV.

 

Etty Beke

 

¿Hasta qué punto es importante el color en el diseño industrial?

El color tiene distintas funciones en el diseño industrial. Es una herramienta que te ayuda a comunicar el uso de un objeto. Imagínate la clásica calculadora y cómo ciertas teclas tenían distintos colores para reconocerlas más fácilmente y agilizar su uso. El color también desarrolla una conexión con el usuario. Lo atrae. Es parte de una tendencia o parte de la identidad de una marca. La marca japonesa Muji, por ejemplo, tiene una paleta de colores y materiales muy restringida: plástico blanco, plásticos translúcidos, madera, telas azules, beiges y grises. Luego tienes una marca danesa como Bodum, que se destaca por el uso de silicona con una textura particular para sus objetos de cocina, y que utiliza una gama de colores saturados, además del blanco y negro. Los materiales y colores son reflejo de los valores y creencias de esas compañías pero también están atadas a la cultura estética de cada uno de esos países.

 

¿Hasta qué punto el contexto histórico, geográfico y cultural influye en la escogencia de los colores?

La manufactura industrial es relativamente nueva, pero si ves ese avance en relación a la historia del arte, podemos considerar que una innovación fundamental llegó con los puntillistas e impresionistas. Ellos lograron trabajar la idea de yuxtaponer una variedad de colores para que los ojos del observador los mezclaran y vieran algo distinto. Los adelantos en el campo del color han resultado sumamente importante también para la moda ¿qué sería hoy de las prendas de vestir si no tuviéramos pigmentos sintéticos? En cuanto a la influencia de la cultura y de un determinado momento histórico puedo darte un ejemplo muy personal, triste y fascinante al mismo tiempo. Cuando, en 2009, regresé a vivir a Caracas por un año, no podía ponerme una camisa roja porque la gente en la calle me asociaba inmediatamente con el chavismo. Por otro lado el color también ha estado muy sujeto a los avances tecnológicos. Por ejemplo, hasta que no se crearon los pigmentos sintéticos, no teníamos la posibilidad de usar colores tan saturados.

 

Etty Beke

 

¿Cómo cambia la interacción del color con la luz según los materiales y hasta qué punto se toman en cuenta esos cambios a la hora de escoger un determinado color para un objeto?

En el diseño tridimensional la percepción del color está muy ligada a las cualidades físicas del objeto. El color no se puede abstraer en su totalidad porque las tres dimensiones afectan su percepción, desde la superficie del material en sí hasta la forma total del objeto. Las cualidades de los materiales son muy importantes, si son mates o brillantes, translúcidos, transparentes o reflectantes, el tipo de textura, todo eso tiene una repercusión en la coloración. La manera en que llega la luz a cada milímetro de ese objeto le da características particulares, aparecen áreas sombreadas y otras iluminadas, y el color va cambiando a través de la superficie. Esto también influye en cómo apreciamos la tridimensionalidad del objeto. Hoy en día el desarrollo del Vantablack, el negro más negro, nos ofrece una superficie diseñada con nanotecnología que absorbe el 99.9% de la radiación del espectro visible. Esto significa que la absorción del color es prácticamente total, y un objeto tridimensional se convierte en un hueco negro. Se pierde la percepción de las tres dimensiones. Es bastante impresionante y un ejemplo más de la relación del color con la luz gracias a la tecnología más avanzada.

 

¿Cuáles son los autores que más admiras y en qué consiste tu “Taller sobre el color” que impartes en el Pratt Institute?

En cuanto al tema del color admiro mucho el trabajo de Josef Albers y Johannes Itten, de la escuela Bauhaus. Ellos trabajaron con la abstracción del color y diseñaron una serie de ejercicios que constituyen la base del taller que impartimos en el Master. Los ejercicios son bastante simples pero a la vez es difícil realizarlos correctamente. Le dan una oportunidad al estudiante de ver cómo los colores interactúan y cómo es posible controlarlos. Es como una especie de Boot Camp para los ojos, los vas ejercitando arduamente hasta que reconoces lo que estás viendo. El taller de color busca que los estudiantes entiendan los distintos conceptos alrededor del color y con ello desarrollar el vocabulario adecuado para expresar cada una de las características. Además, les enseña a controlar su uso y entender cómo los colores interactúan. Es importante que cada uno aprenda a usar el color de una manera sensible, tomando en cuenta no sólo la parte física sino su capacidad de comunicar y el trasfondo cultural y social. Un libro que siempre recomiendo, y que es menos teórico que otros, es el de The Secret Lives of Color, de Kassia St Clair. Cuenta historias peculiares de 75 colores, y con ellas toca temas antropológicos, tecnológicos, culturales.

 

Etty Beke

 

Con el estudio 4 | MATIV han desarrollado un proyecto que ha ganado un 2017 Design Merit Award del AIANY y 2017 Design Merit Award de BQDA. ¿Puedes hablarnos de ese proyecto?

 Una de las cosas más bonitas fue haber visto nuestro proyecto, diseñado en base a un presupuesto bastante restringido, ganando premios junto a proyectos mucho más grandes, con mejores presupuestos y de firmas de arquitectura bastante establecidas. Fue un proyecto que desarrollamos en colaboración con el estudio BFDO para la Escuela cooperativa Maple Street, un preescolar ubicado en Brooklyn. Tuvimos que proveer un programa de diseño que se ajustara a sus necesidades espaciales y curriculares, centrándose en espacios abiertos y flexibles con elementos que promueven su filosofía educativa. El preescolar se ve a sí mismo como una extensión del hogar, donde se enfatiza la cooperación y la participación, y en el cual cada niño se nutre en un ambiente cálido y afectuoso. La curiosidad y el juego son considerados fundamentales para el aprendizaje. Estos conceptos dieron forma al proceso de diseño y su resultado. El plano incluye cuatro áreas principales interconectadas: una sala de usos múltiples y tres aulas. La inclusión de una cocina central y semi-abierta ubicada en el salón de usos múltiples fue inspirada por el horario de “cafetería” de la escuela que incluye reuniones grupales diarias centradas en refrigerios, la promoción de hábitos alimenticios saludables y la socialización. El diseño flexible de la cocina ofrece la posibilidad de abrirla y cerrarla, y fue concebida para permitir una variedad de fondos y gráficos al fin de atender distintos tipos de actividades, como la aplicación de food trucks para promover distintas culturas culinarias. Una paleta cálida y ligera de madera de arce y paredes blancas recorre todos los espacios. La simplicidad permite que las superficies actúen como telón de fondo para todas las obras de arte creadas por los niños. Las varillas de madera, divertidas y coloridas ayudan a entretener a los pequeños y facilitar la transición diaria a la escuela. Un área de recreación al aire libre en la azotea del edificio lleva un piso de colores con una gran gráfica pixelada de islas. El espacio está enmarcado por una combinación de vallas de cedro cálido y pantallas de aluminio perforado. En una segunda fase, la escuela busca incorporar un salón de clase al aire libre con una pared verde para exponer a los niños a la naturaleza y las plantas, así como una estructura que funcionaría como parque infantil.

 

¿En qué consiste exactamente el trabajo de diseñador de interiores?

En el desarrollo de concepto, planificación y organización espacial, diseño de mobiliario y carpintería, selección de acabados y diseño de su instalación, coloración e iluminación y manejo de la construcción. El diseñador de interiores es una especie de compositor musical, busca la armonía y la funcionalidad pero también el bienestar de la persona que utilizará el espacio.

 

Tu trabajas junto con Priya Patel, arquitecta oriunda de Kenia. ¿Cómo se desarrolla el trabajo entre arquitecto y diseñador?

La colaboración entre mi socia y yo es bastante fluida, cada una trabaja en ciertas áreas de los diferentes proyectos, y a medida que vamos desarrollándolas las compartimos para enriquecernos con las ideas y sugerencias de la otra. Es un buen proceso porque nos ayuda a refinar el diseño y llegar a un resultado satisfactorio. Cada una aporta su experticia. Por mi parte, como diseñadora de interiores, me enfoco en detallar la carpintería, la paleta de colores y acabados, el mobiliario y la iluminación. Son áreas que me apasionan. Mi socia trabaja mucho con los planos en sí, la organización espacial y el “big picture”, y obviamente con los aspectos más técnicos que tienen que ver con construcción, estructuras, fachadas, etc. Pero la verdad es que las dos terminamos compartiendo e intercambiando la mayoría del trabajo.

 

Etty Beke

 

¿Cuáles han sido los proyectos más importantes?

 Nuestra filosofía de diseño incluye conceptos de funcionalidad, simplicidad, atemporalidad y carácter adecuado. Proveemos un servicio y trabajamos en una amplia variedad de proyectos privados, comerciales y educacionales, con la capacidad de seguir esos proyectos a lo largo de todo el proceso de diseño, desde la concepción hasta la construcción. Entre los más importantes está el que desarrollé para la tesis de la Maestría: Tronco. En él logré mezclar la precisión y complejidad de la tecnología paramétrica con la fabricación artesanal y el uso de materiales naturales. Ha sido sin duda el proyecto más desafiante en el que he trabajo. Después el que hicimos para Maple Street School y el desarrollo residencial en Chelsea. Este último era muy complejo porque se trataba de 80 apartamentos, sin embargo definir la estética de todos me encantó y me siento orgullosa de los resultados. En estos momentos estamos construyendo un bar en Bushwick, Brooklyn. Es la primera vez que diseñamos un bar y es interesante porque hay aspectos sumamente funcionales y técnicos que es necesario tomar en cuenta. La construcción en sí ha sido bien compleja y tampoco fue fácil lidiar con los distintos entes de la ciudad, un reto para el cual hay que armarse de paciencia y que requiere también bastante creatividad.

 

¿Cuáles son los proyectos futuros?

Estamos en proceso de diseñar otra escuela, y posiblemente involucrarnos en otros proyectos interesantes de desarrollos residenciales. En estos momentos ya tenemos varios en marcha, y cada uno con algún toque nuevo e interesante. Es lo que más me apasiona de este trabajo. Siempre hay que pensar en algo nuevo. Al final, verlos realizados es una gran satisfacción. Por otro lado, tengo algunos sueños que no he logrado materializar aún. Trabajar en el área de Diseño de Exposiciones (Exhibit Design), que me interesa muchísimo porque mezcla la parte educativa con el diseño de espacios, y además ofrece la posibilidad de hacer cosas muy interesantes en el diseño y fabricación de mobiliario, carpintería e iluminación.

 

Etty Beke no deja nunca de estudiar, analizar y pensar con creatividad en distintos productos y proyectos que desearía realizar. Son esos pequeños toque de elegancia, color, luminosidad que nos acompañan en el día a día volviendo especial hasta el más mínimo detalle de nuestros hogares, talleres, escuelas u oficinas.

“ViceVersa Magazine apuesta, en un intento por comprendernos, con los pedazos de muchos, que hurgan en significados y futuros posibles.” - Lupe Gehrenbeck

Afíliate a ViceVersa Magazine y asegura su futuro   Afíliate

Puede que también te interese

avatar