Entrevistas, Nuevos talentos 0

Adri Unarreal: La vida es una joya

Su espacio es la mejor radiografía de su personalidad. El taller de Adri Unarreal es colorido y luminoso. Bocetos diseminados en las paredes, cuencas, semillas, plumas, cristales y metales esparcidos en estantes de madera, hablan del trabajo de artesanía que realiza con esmero y pasión. Unarreal crea joyas, mezcla formas y materiales, y derrama colores, los colores de su trópico, de Venezuela, país en el cual nació y se formó, tierra de grandes contrastes, inundada de una luz que no conoce de estaciones y con una naturaleza fiera que no se deja doblegar por la arrogancia del ser humano.

Es la misma fuerza que refleja cada una de las piezas de Adri Unarreal quien llegó a Estados Unidos por amor, ha quedado prendada de una ciudad tan compleja y fascinante como Nueva York y ahora fusiona las extravagancias cosmopolitas neoyorquinas con las tonalidades de su tierra natal.

 

Adri Jewlery

Photo Credits: Toto Cullen

– Siempre amé el trabajo artesanal – nos cuenta Unarreal – de pequeña me fascinaba entender el proceso a través del cual se llegaba a la creación de algo y ahora, de adulta, sigo sintiendo la misma curiosidad llena de maravilla. Por ejemplo puedo quedar horas mirando una obra digital tratando de entender los pasajes que la hicieron posible. Durante un tiempo tuve en Caracas un taller con mi hermana en el cual elaborábamos carteras de semicuero. Creamos la marca VOE y empezamos a venderlas a algunas tiendas de un centro comercial. Nos fue tan bien que pronto nos expandimos a otras ciudades de Venezuela y finalmente montamos nuestra propia boutique. En un viaje a Nueva York, para comprar algunos de los detalles que usábamos, conocí al que es ahora mi esposo y, cuando me casé y me mudé, mi hermana quedó durante un tiempo al mando de nuestro taller. Llegó a tener 20 empleados y también contaba con la ayuda de mis padres y de mi hermano. Lamentablemente la situación venezolana se ha ido deteriorando día tras día y al final mi hermana tuvo que vender todo. Ahora mi familia vive en Australia.

Es la triste historia de muchas familias venezolanas que han dejado su casa y su actividad en busca de la paz y la posibilidad de futuro que su país ya no les ofrece. Sin embargo, así como muchísimos otros venezolanos, también Adri y su familia, al llegar a sus nuevos hogares, no se han dejado vencer por depresiones y nostalgias y han empezado nuevas vidas sacando de sí mismos fuerza y capacidad.

Durante sus primeros años en Nueva York Adri trabajó de vitrinistas y merchandising en las tiendas de fashion Intermix y Henri Bendel y como gerente de la tienda Kirna Zabete. En ambas ocasiones puso a fruto su sensibilidad artística unida a una gran disciplina y seriedad.

 

adri jewlery

Photo Credits: Toto Cullen

– En 2005 mi esposo recibió una buena oferta de trabajo en Boston y nos mudamos –, sigue contando Unarreal –. Allí finalmente encontré mi camino: la orfebrería. Es un trabajo artesanal de gran delicadeza y creatividad que, al mismo tiempo no necesita de maquinarias complicadas ni de mucho espacio. Me inscribí en el Mass Art Institute y tomé varios cursos para aprender a utilizar técnicas diferentes sobre todo en la elaboración de los metales. Me fascinaba ver como era posible amoldar, darle textura y color a unos metales que parecen de una dureza inquebrantable. Estudié mucho y al final también di clases en un pequeño estudio en Cambridge. Al mismo tiempo trabajaba como free-lance en Nueva York para la diseñadora de joyas Diana Broussard  y también exponía mi línea de joyas, en la renombrada tienda Henri Bendel, con la modalidad “trunk shows” que consistía en quedar un día en la tienda presentando yo misma mi trabajo. Es muy interesante porque las personas aman conocer la historia que encierra un trabajo artesanal.

De regreso a Nueva York y antes de organizar su propio taller, Adri suma otra interesante experiencia como gerente de la joyería de un diseñador italiano especializado en el delicado tallado de cameos.

– Es un trabajo hermoso, muy delicado, que se realiza en las conchas de mar o a veces en otros materiales como la lava.

 

adri jewlery

Photo Credits: Toto Cullen

 

Llama la atención en tus joyas la fusión entre materiales diferentes, a veces la dureza de piedras y metales se diluye gracias a la suavidad de plumas o bordados, parece una mezcla de épocas y gustos casi contrastantes.

Es verdad, me gusta mucho sorprender con fusiones inesperadas, con estilos y materiales diversos. Es algo que se refleja también en mi entorno, en la decoración de mi casa o de las vitrinas que preparaba para las tiendas en las cuales trabajé como vitrinista.

 

adri jewlery

Photo Credits: Toto Cullen

 

En algunas de tus joyas se nota casi una influencia indígena. Las plumas, las semillas, recuerdan los amuletos y los adornos de los indígenas.

Amo trabajar con semillas. Al comienzo usé mucho unas semillas de Amazonas conocidas como lágrimas de San Pedro. Son hermosas, de un color azulado, y, si bien cuando mi familia estaba todavía en Venezuela compraba las semillas en Caracas y me las enviaba, ahora trato de conseguirlas por otros medios. Hay una semilla que amo mucho, le dicen el marfil vegetal porque tiene el color del marfil con tonalidades que van del marrón al beige. Es grande y muy popular en Ecuador y Perú. Generalmente la uso como pendiente. Me encanta crear piezas que recuerdan los amuletos indígenas pero con un toque contemporáneo, los llamaría amuletos revisitados. Son piezas que nos conectan con la naturaleza, surgen de ella y por eso me gustan particularmente aunque muchas veces trabajar con semillas pueda resultar particularmente difícil.

 

adri jewlery

Photo Credits: Nicholas Routzen

 

En Estados Unidos las estaciones marcan los ritmos de la vida y del vestuario. ¿Tus joyas reflejan estos cambios?

A veces esos cambios se ven reflejados en los colores, por ejemplo en las colecciones otoño, invierno hay más piezas negras, bronce o doradas, y sin embargo debo confesar que siempre trato de ponerles un toque de color. A veces hago una misma pieza en dos versiones una más colorida y otra con tonos más neutros. Para ofrecer una gama de posibilidades a las personas según sus gustos.

 

adri jewlery

Photo Credits: Nicholas Routzen

 

¿Cómo surge una pieza? ¿Qué es lo que generalmente funge de detonador de tu creatividad?

Depende. Son muchas cosas. La ciudad me inspira mucho, Nueva York es un espacio tan lleno de excentricidades, novedades que con solo ver a las personas encuentro ideas para mis trabajos. También voy mucho a exposiciones de arte, me encanta detallarlas, a veces puedo quedar horas analizando el trabajo de un artista que me emociona. A partir de eso mi creatividad se dispara y empiezo a pensar en función de las joyas, a veces las dibujos, otras veces sencillamente empiezo a elaborarlas. Los materiales también son una fuente constante de inspiración, a veces con tomar entre las manos una piedra, un metal, surge en mi la imagen de una joya y empiezo a elaborarla.

 

adri jewlery

Photo Credits: Nicholas Routzen

 

¿Y cómo las comercializas?

Esa como siempre es la parte más difícil. Organizo mis catálogos con la ayuda de mi esposo quien es director de arte y me ayuda a encontrar buenos fotógrafos y modelos. Publico las joyas en mi website y trato de venderlas al por mayor. Anteriormente el showroom Seed House  se encargaba de representar mi línea, actualmente estoy trabajando con Supplements-NY y también busco por mi cuenta nuevos mercados y oportunidades diferentes. Me estoy abriendo al mercado de España y la tienda El Paracaidista de Madrid ya está vendiendo mi joyería. El camino es largo pero mi trabajo me entusiasma mucho y le estoy poniendo una gran pasión. Lo más emocionante es ver a alguien con alguna de tus joyas. Por ejemplo cuando vi a la cantante Lauryn Hill con uno de mis collares. Es muy satisfactorio observar como una pieza logra darle un toque especial a una persona. Es como si las joyas que están inanimadas en el taller, al posarse sobre el cuerpo de una persona tomaran vida, asumieran su verdadera personalidad.

 

adri jewlery

Photo Credits: Nicholas Routzen

Es pasión y es meticulosidad, la que Adri Unarreal deposita en cada una de sus piezas que nos muestra con orgullo de madre. Ella sabe que un detalle en la vida puede hacer una gran diferencia y todo su trabajo está finalizado a descubrir y realizar esos pequeños elementos que nos ayudan a describirnos, que delatan facetas ocultas de nuestra personalidad.

 

“ViceVersa Magazine apuesta, en un intento por comprendernos, con los pedazos de muchos, que hurgan en significados y futuros posibles.” - Lupe Gehrenbeck

Afíliate a ViceVersa Magazine y asegura su futuro   Afíliate

Puede que también te interese