Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
Jose bernardo gomez
astrologia

Borrón y cuenta nueva

El más alejado y pequeño de los planetas que conforman el sistema solar asume esta semana el protagonismo astral. Se trata de Plutón, descubierto hace menos de un siglo (1930). Por la excentricidad y dimensiones de su órbita es el que más tiempo tarda en dar la vuelta al circuito zodiacal (casi un cuarto de milenio).

El pasado fin de semana Plutón compartió el mismo punto sideral con la Luna Llena, y el primer día de ésta se halla en el lado opuesto al Sol. Ambos ángulos que forma con nuestras dos luminarias provoca el incremento de la fuerza demoledora que representa ese minúsculo planeta, sobre todo cuando se encuentra en el signo de Capricornio, asociado con el poder estructurado.

Plutón se instaló en Capricornio a finales de noviembre de 2008 y se quedará en esa zona del cielo durante siete años más, permaneciendo en ese signo algo más de tres lustros (2008-2024), tiempo suficiente para disolver las estructuras de dominación y control de la sociedad con que se encontró a comienzos del milenio.

Desde su descubrimiento el 18 de febrero de 1930 hasta hoy, Plutón sólo ha recorrido la mitad de su ruta zodiacal. Por tanto, la humanidad nunca había vivido conscientemente el paso de este astro por el área que ahora comparte con las estrellas que integran la constelación de la Cabra Montesa. En estos días el planeta enano transita por vez primera por el punto opuesto al que tenía el día en que fue develada su existencia.

El signo de Capricornio, con el que se da inicio a la estación climática del invierno en el norte, en donde se halla Plutón, está asociado al esfuerzo por subsistir y a la necesidad de crear condiciones de estabilidad y seguridad para la vida en común. Se le relaciona con el poder político y con la obsesión de control. Su regente es Saturno, astro que representa el ejercicio severo del mando.

Debido a su pequeño volumen y a la enorme distancia que lo separa de la Tierra,  Plutón no es visible a simple vista y su influjo electromagnético es insignificante. Pero, cada vez que este poco conocido planeta ha ocupado una posición relevante con respecto a nosotros, tanto a nivel individual como colectivo, ha coincidido con sucesos desencadenantes de profundas transformaciones personales o sociales.

En el ámbito mitológico, el diminuto astro comparte su nombre con la deidad a la que le correspondía el dominio de los infiernos, el inframundo o territorio de los muertos. Los griegos lo llamaban Hades, el mismo término con el que designaban a esa lúgubre zona a donde iban a parar las almas después de su tránsito terrenal.

Por razón del principio de sincronicidad, los eventos físicos y externos pueden compartir un símbolo común con los procesos psíquicos e internos, en un tiempo dado. Esa sería la explicación de por qué se produce la coincidencia de determinadas posiciones planetarias en el cielo con determinados sucesos en el plano terrenal.     

Esta semana está impregnada por la fuerza simbólica que representa la oposición entre el Sol y Plutón, que se produce -como dato curioso- en el eje Cáncer-Capricornio, cuando Plutón se ubica por vez primera a 180° de la posición que tenía para el momento de su descubrimiento, hace 87 años.

Saturno, el gobernante de Capricornio, comenzaba a transitar  por su propio signo cuando Plutón fue descubierto y volverá a hacerlo desde el próximo mes de diciembre. Todas estas condiciones planetarias del presente constituyen claras indicaciones de que en los días que corren aumentan las probabilidades de manifestarse situaciones cargadas de mucha fuerza plutoniana.

El lejano astro identificado con los procesos de muerte, de cambios radicales, de poder oculto y de regeneración, ahora opuesto al Sol y a su posición de origen, transmite invisibles ondas vibratorias de energía psíquica destinadas a producir la aniquilación de todo aquello que ha perdido vigencia y sentido. El invisible poder de Plutón lo transforma en una nueva corriente de vida, bajo novedosos e inéditos parámetros.


🇺🇸 Ahora puedes leer el Código Estelar en inglés: http://bit.ly/2uj8REs

Traducido por Jorge Pardo Febres-CorderoTraductor Público Certificado (Español-Inglés-Español) – tradufino@gmail.com


Photo Credits: Christian Cruzado

astrologuia.wordpress.com

Hey you,
¿nos brindas un café?