Somos una revista independiente que sobrevive gracias a tu apoyo. ¿Quieres ser parte de este proyecto? ¡Bríndanos un café al mes!
daniel campos
Photo by:  Carlos Felipe Pardo ©

A media tarde en el Parque Francia

Hay momentos en que siento nostalgia de mi propia ciudad, San José, aunque yo esté aquí. Nostalgia de los recovecos que me gustaba disfrutar y siguen vedados por la emergencia sanitaria. Saudades de espacios públicos como el Parque Francia en Barrio Escalante.

Ahora, por ejemplo, saboreo un espresso en un café al costado de la Place de France y veo el parque clausurado, triste, con la fuente seca, el jardín desolado y sin gente disfrutando de tertulias en sus bancas y áreas verdes. Recuerdo escenas más alegres y vitales.

Es el verano del 2018, por ejemplo. Me acerco al parque a disfrutar un ratico de viernes por la tarde. Es uno de mis lugares favoritos, un sitio tranquilo, con toque bohemio, en el este josefino.

Voy a saludar a la escultura en bronce en el corazón del jardín: una mujer que representa seguramente a la República nacida de la Revolución. Es un toque europeizante pero bueno, dadas las opciones, soy republicano, las monarquías a estas alturas de la historia me parecen risibles y perniciosas, así que le guiño un ojo a la señora.

Escojo una banca junto a unos arbustos para sentarme. Abro mi libro, Ana Karénina. Intento leer pero en realidad solo paso la mirada sobre la página. Me interesa más observar lo que sucede a mi alrededor.

En las áreas verdes, una muchachada colegial aprovecha sus vacaciones de verano para reunirse en círculo a gozar y compartir un picnic. Bajo un frondoso árbol un trío de maecillos con guitarras intenta tocar y cantar sus piezas y discute el nombre que tendrá su banda.

En unas bancas, parejas de enamorados adolescentes se dan la mano y se besan; en otras, amigas entrañables conversan con intensidad.

En el muro de la fuente central, un muchacho universitario lee en su dispositivo electrónico, mientras dos chicas, posiblemente enamoradas, se sientan muy juntitas. Susurran entre sí. ¿Qué se dirán? Sólo lo saben ellas y el viento.

¡El viento! Este viento alisio que ahora siento en mi piel, me estremece, me eriza, me saca de mi recuerdo y me trae de vuelta al presente, al 2021, a este café ya casi sin clientes al anochecer. He bebido mi espresso. El Parque Francia continúa clausurado y vacío.


Photo by:  Carlos Felipe Pardo ©

guest
1 Comment
pasados
más reciente más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Marisol Garcia Uzcategui
Marisol Garcia Uzcategui
7 months ago

Saudades da vitalidade por aqui também. Beijinhos.

Hey you,
¿nos brindas un café?